HISTORIA

La historia del Club Deportivo Reducto indiscutiblemente pasa por el nombre de una sola persona. Tantos años transcurridos dentro de la institución lo convierten en el interlocutor válido, el testigo de los buenos y malos momentos vividos en estos 80 años de vida del club. Su nombre es Delfor Manisse y no por casualidad fue el primer socio honorario. Por él pasó nuestro pasado, el reflejo de lo que somos y de lo que pretendemos ser como institución.

Hacia 1927 un grupo de jóvenes del barrio Punta Carretas se reunía nada más que por el hecho de estar juntos y practicar deportes. Unidos por la fe cristiana, bautizaron aquella gesta como Asociación Católica León XIII. Así fue como estos muchachos, un 11 de mayo, comenzaron a transitar el sendero que nos lleva hacia este presente; siempre bajo un mismo precepto: la amistad. Sin embargo, dos años más tarde ese torrente de compañerismo y basketball no pudo encontrar su cauce allí y termino desembocando en la sede de la calle Colorado casi San Martín. A partir de ese momento, el Club se fue nutriendo de nuevas personas que, sin abandonar los conceptos que forjaron la vida de la institución, la fueron haciendo cada día más grande; entre ellas se encontraba Delfor Manisse. “Me vinculé al Club porque mi hijo, que en ese momento tenía 8 años, empezó a concurrir al Club, que en ese momento se llamaba todavía León XIII, y me hice amigo del presidente. A los pocos meses, me designaron delegado ante la federación Uruguaya de Basketball, integre la comisión por muchos años y entrené a los minis y cadetes durante casi 30 años”.

Pero la historia de la institución no transcurrió sin sobresaltos, “tuvimos que cambiar de nombre, porque había una asociación católica en la calle Gaboto, que se llamaba León XIII, que tenía los trofeos del Club. Yo se los fui a pedir, pero me dijeron que no, que debíamos cambiar de nombre para que nos dieran las copas. Entonces, durante una asamblea, el director de la Escuela Alemania, ubicada en San Martín y Vilardebó, que se llamaba Roy, propuso a los socios que la institución se llamara Club Deportivo Reducto, lo que fue votado por la comisión directiva por unanimidad”.

A lo largo de 21 años el club se mantuvo en la sede de la calle colorado, hasta que se nos pidió el terreno y nos trasladamos al actual terreno sitio en la calle San Fructuoso 1350 donde se hizo la cancha y todas las demás obras. Manisse nos recordó también los grandes momentos y los brillantes deportistas que pasaron por la institución. “Los momentos gratos vividos en el club fueron todos, porque siempre se reunió una muchachada extraordinaria. Tuvimos extraordinarios jugadores como Cirelli, Baudino Walter Campo y Rodríguez Riet” ,entre otros.

Luego de estar más de 50 años trabajando incansablemente por el Club, ya sea como presidente, delegado o técnico, la federación los designa como Presidente de Tercera de Ascenso.
Por él, sin dudas, pasaron los triunfos y fracasos, pero no sobre todas las cosas, los sentimientos de amistad y compañerismo que prodigaba y que hoy hacen permanecer inamovibles los preceptos que forjaron la vida del Club desde sus inicios.

// // //

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: